El omnipresente Candelario Pérez

16

El Ciudadano Rubén Darío

Rumbo a las elecciones de 2018, los nombres y rostros sobran en las izquierdas de Tabasco. Más de varones que de féminas, ciertamente. José Antonio Pablo de la Vega Asmitia (PRD) y Adán Augusto López Hernández (MORENA), figuran en la pugna por el sillón principal de la Quinta Grijalva, consecuencia de su estrategia de comunicación social y relaciones públicas.
Un paso atrás está Fernando Mayans Canabal y Juan Manuel Fócil Pérez. Seguido por Pedro Jiménez León y Humberto de los Santos Bertruy. Como se espera, las encuestas servirán para medir al mejor posicionado y las dirigencias nacionales decidirán la viabilidad de la Coalición y quién la encabezaría.
La imagen pública -entonces- y los equipos de trabajo se han convertido en una parte crucial de las campañas contemporáneas. No entenderlo es auto marginarse. Un ejemplo exitoso es Candelario Pérez Alvarado.
Cuando se caminan los 17 municipios del estado, su presencia se hace manifiesta exponencialmente. En las redes se le ve en videos y baners; en la prensa escrita declara sobre esto y aquello; en la radio responde inquietudes y en la TV fortalece al partido amarillo. Para algunos ya rebasó a Fócil Pérez.
Afirma aspirar a la alcaldía de Centro y todos le han creído; sin embargo, podría ser solo otra estrategia y finalmente postularse para otro escaño, sin ser visto como orate. Más aún cuando todos le hacen fuchi a la Senadurías.
En una de esas, tampoco sería descabellado enlistarlo en la encuesta para gobernador. La juventud, después de Manuel Andrade Díaz, no es una limitante. Tampoco es un improvisado.
¿Hasta dónde le alcanzará su popularidad? A como va, para mucho. Porque lo seguiremos viendo en multi medios, con el pretexto de la renovación de la dirigencia estatal perredista y en cada uno de sus eventos deportivos, estudiantiles, sociales, políticos, culturales y hasta religiosos.
Solo hay un detalle, durante años se le ha conocido sin barba. Ojalá no le suceda como a esa candidata, quien pierde la elección por maquillarse tanto para su foto oficial, al grado que sus simpatizantes no la reconocieron y no supieron cómo votar. En fin. Aún no hay ungido (a) todo puede pasar.

Facebook Comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Por favor ingresa tu nombre aquí